jueves, 16 de agosto de 2012

Uno... de tantos.

Un mal día.
¿Quién no tiene uno a veces?
De esos en los que te levantas de la cama y, 
conforme va pasando el día, 
te vas dando cuenta de que no tendrías que haber salido de entre las sábanas.
Uno de esos días.
Todo te sienta mal, 
pagas tu mal humor con quien menos se lo merece, ...
De esos en los que odias a nadie en particular 
y a todos en general.

Uno de tantos días...