jueves, 17 de junio de 2010

El Circo de la Mariposa

Aquí os dejo, para variar un poco el "tema" de mis entradas, con un cortometraje de, aproximadamente, 20 minutos. Se llama "El Circo de la Mariposa".
Ha sido el ganador del concurso “door post film project” de 2009.

Espero que os guste. A mí me ha encantado.

El Circo de la Mariposa (Parte 1 - subtitulada)

El Circo de la Mariposa (Parte 2 - subtitulada)

jueves, 10 de junio de 2010

Mi almohada y yo

El sol empieza a caer, se pierde tras estos edificios grises, tan tristes... es en este momento del día es cuando reflexionas sobre todas las cosas sucedidas a lo largo de estas horas despierta, ya sea en la calle, en la facultad, en tu propia casa... cosas... anécdotas.
Dignas de compartir con el mundo en un libro, cosa que no haremos... aunque no por falta de contenido, la verdad.

Bueno, a lo que íbamos. En ese momento del día, no sé por qué... a tu cabeza llegan momentos en los que no has dicho cosas que, en tu opinión, deberías. "¡Mierda! Por qué no le habré dicho..."
Por esto, y por otras muchas cosas, arrepiéntete siempre de las cosas que no haces y no de las que sí.

Es que, te pones a pensar y... ¿cuántas cosas que no has hecho de las cuales te arrepientes? Seguro que más de una... y más de dos. Tenemos que guiarnos menos por la razón... y más por el corazón, porque quizás cuando queramos "recuperar" el momento, sea tarde.
Si eres feliz... ¡dilo! Sin miedo a que la gente piense que estás loca... Si tienes ganas de reirte, hazlo... sonríele a la vida. Ella te lo agradecerá... y la gente que te rodea también.

Cuantas palabras me habré tragado en alguna conversación..."te echo de menos", "tengo ganas de verte", ...mil y una frases.

Voy a tener que controlar un poco a mi cabeza... y dejarme llevar algo más por el corazón... aunque a veces no salga bien. Como lei hace poco por ahí: "quien no intenta lo absurdo... no alcanza lo imposible". O... "quien no arriesga, no gana".





Olvidad por un rato la razón... y escuchad al corazón que, aunque suene cursi, a veces es mejor consejero.

Echando de menos "el" suspiro de nuca.
Reflexiones de cama.